Search
Close this search box.

6 sugerencias para ayudar con las tareas escolares en un idioma que usted no domina

Se sabe que la participación de los familiares en la escolarización de los niños, incluyendo el proceso de hacer y entregar las tareas, tiene un impacto importante en el desempeño escolar. Pero, ¿qué se puede hacer cuando uno no sabe muy bien el idioma de la escuela?

Hay muchas cosas que pueden hacer las familias para apoyar los buenos hábitos de la tarea, incluso cuando no puede ayudar con la tarea en sí. Lo más importante está en demostrarle a su hijo/a que las tareas son importantes, conversando con él o ella, ayudándole a establecer una rutina y un lugar para las tareas; y manteniéndose al tanto de cualquier dificultad antes de que se convierta en un problema más grave. Existen también apoyos dentro de las escuelas y los distritos para apoyar a las familias que están aprendiendo el idioma.

A continuación presentamos algunas sugerencias que han ayudado a las familias que están aprendiendo el inglés a cómo apoyar a sus niños con las tareas escolares.

Converse con su hijo/a sobre las tareas.
Las conversaciones diarias sobre lo que hizo su hijo/a en la escuela y los deberes que tiene se le comunicarán que a usted le interesa su experiencia escolar y valora los deberes como una manera de mantenerse al tanto de lo que está aprendiendo y cómo le va.  Son como un puente entre la escuela y la casa. Revise los conceptos con su hijo/a para asegurar que los haya entendido. Incluso si usted no entendió las instrucciones, todavía puede comprobar que haya completado las tareas y las haya colocado en su mochila para entregar al día siguiente.

Establezca una rutina de la tarea.
Las rutinas nos ayudan a todos a saber exactamente qué es que tenemos que hacer y cuándo. El momento adecuado para las tareas dependerá de su hijo/a y de su familia. Algunos niños querrán hacer la tarea tan pronto como lleguen de la escuela. Otros necesitarán un tiempo para descansar o comer algo antes de pensar en hacer los deberes. Sin embargo, es muy importante escoger un momento adecuando y ser consistente con la rutina para que su niño/a sepa qué esperar. Incluya en su rutina lo que debe hacer su hijo/a con los deberes escolares después de terminarlos.

Encuéntrale un lugar apto para hacer las tareas.
Es importante limitar las distracciones cuando los niños están haciendo sus tareas. Trate de escoger un lugar tranquilo donde su hijo/a tendrá acceso a los útiles que necesitará: lápices, borradores, bolígrafos, papel, etc. Para algunas familias, la mesa de comer sirve también de escritorio escolar. Mientras cocina la mamá o el papá, los niños se ponen a hacer las tareas. De esta manera está alguien allí para ayudarles si lo necesitan.

Reconozca su esfuerzo.
Los niños florecen cuando saben que están haciendo un buen trabajo. Si su hijo hizo un esfuerzo para enfocarse en sus deberes, reconózcalo. A lo que prestamos más atención es lo que veremos más en el futuro. Puede decirle algo como, “Seguiste con la tarea hoy, incluso cuando te fue difícil. ¡Bien hecho!” o “Veo que pusiste la tarea en tu mochila después de terminarla. ¡Qué bien!”.

Averigüe cuáles apoyos ofrece la escuela para ayudarles a los niños con los deberes.
Algunas escuelas envían a la casa una copia de los deberes en el idioma del hogar para que los padres sepan lo que están haciendo los niños y cómo ayudarlos. Y muchas tienen grupos de apoyo escolar donde pueden ir los niños antes o después de la escuela para recibir ayuda con sus deberes escolares o asignaciones escolares. Pregunte en su escuela cuáles servicios están disponibles.

Mantenga una comunicación abierta con los maestros.
Si se da cuenta de que su hijo/a necesita un apoyo extra, hable directamente con su maestro/a. Hay muchas maneras de comunicar con los maestros incluyendo una llamada telefónica, el correo electrónico, una conferencia programada, o a través de una aplicación de comunicación escolar. Conversando con el/la maestro/a, pueden colaborar para formular un plan que le ayude a su niño/a a recibir el apoyo adicional que necesite para poder hacer sus tareas. El departamento de educación requiere que las escuelas ofrezcan servicios de interpretación y traducción para facilitar estas conversaciones.

Para otros consejos fabulosos sobre maneras de apoyarle a su hijo/a con sus deberes, vea nuestra entrada de blog sobre cómo involucrarse en las tareas de su niño/a.

Y si usted tiene sugerencias que podrían ayudar a otras familias, ¡favor de incluirlos en los comentarios a continuación!

Para más información relacionada con este tema, consulte las siguientes entradas de blog: La preparación escolar en el idioma de su hogar, la participación de las familias en la escolarización de sus niños, y  la lectura para familias de niños que están aprendiendo un idioma que no sea el del hogar.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
Print
WhatsApp

Más contenido para explorar...

Consejos
Livia Carpenter

Trucos para mantener la motivación

Ha comenzado el año nuevo y puede que se haya establecido metas para sí mismo/a y para sus hijos. La motivación puede ir desvaneciendo a