Search
Close this search box.

Cómo enseñar a los niños a respetar a sus amigos

Las disputas, las crisis emocionales, y los sentimientos lastimados son resultados frecuentes del juego infantil. Tal vez le ha visto a su hijo o hija siendo mandón/a al jugar con otros niños. Aunque puede causar preocupación en los papás, este tipo de comportamiento egocéntrico es totalmente apropiado en los niños pequeños. Sus cerebros están programados para centrarse en sus propios deseos y necesidades. Todavía están desarrollando la habilidad de entender que otras personas tienen pensamientos y sentimientos distintos de los suyos. Al enseñar a los niños lo que quiere decir respetar a los demás, podemos ayudarles a convertirse en amigos atentos y amables de sus compañeros.

Empiece con una definición simple del respetoEl respeto quiere decir que nos importa lo que sienten los demás. Podemos demostrar el respeto al ser amigable, escuchar a nuestros compañeros, compartir, y tomar turnos.

Converse con su hijo/a sobre lo que quiere decir respetar para él o ella. Pregunte si recuerde un momento cuando alguien le demostró respeto, tal vez compartiendo un juguete preferido cuando estaba triste, o dejándole tomar el primer turno en un juego. ¿Ha habido momentos cuando los compañeros no demostraron respeto, siendo mandón/a o desagradable? Pregúntele cómo se sintió.

Practique con su hijo/a – Puede ser útil (y divertido) hacer actuaciones con su hijo/a para practicar cómo demostrar el respeto. En el carro, podría preguntarle lo que haría en distintas situaciones, como “si estás corriendo con tu amigo y tropieza y se cae, ¿qué podrías hacer para ayudarle? o “cuando estás pintando con tu amiga y te pide el marcador rosado que estás usando, ¿qué podrías decirle?”

Enseñe de antemano el respeto – Antes de jugar con otros niños, tenga una conversación breve sobre cómo demostrar respeto a los compañeros. Recuérdele que puede hacer cosas como dejar que su amiga escoja el juego, dejar que otro tome el primer turno, usar palabras amables, y darse cuenta de cómo se sienten los demás. ¡Recuérdele de lo bueno que nos sentimos cuando los amigos son respetuosos y amables!

Reconozca las instancias cuando su hijo/a demuestra el respeto a otra persona – ¡Nómbrelo y reconozca su esfuerzo!

“Cuando derribaste la torre de tu hermano sin querer, te diste cuenta que estaba triste y le ayudó a hacer una nueva. ¡Esto fue muy respetuoso y amable!

A veces puede parecer difícil enseñar a los niños las habilidades sociales que les ayudarán a llevarse bien con los compañeros. Estos pasos pueden usarse para dividir en partes pequeñas cualquier habilidad que desea enseñarle a su hijo/a. Empiece con definir lo que quiere decir, dele a su hijo/a la oportunidad de practicarla, recuérdele sobre la habilidad antes de cualquier oportunidad de practicarla. Y más que nada ¡tome el tiempo de reconocer y nombrar cada vez que ve que su hijo/a está usando la habilidad!

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
Print
WhatsApp

Más contenido para explorar...