Search
Close this search box.

Cómo ayudar a su niño/a a recargarse después de la escuela

¡El inicio escolar es un momento emocionante para los niños y sus familias! Algunos padres se sorprenden al ver quea a sus hijos les cuesta cambiar del ritmo de la escuela al ritmo de la casa. Sucede que los niños de kínder (y los más grandes también), necesitan tiempo después de la escuela para descomprimirse, relajarse, y recargarse. Tenemos algunas sugerencias para ayudar a su niño/a a aprovechar su tiempo después de la escuela.En lugar de esperar que los niños se hayan comido todo el almuerzo…

Deles un aperitivo saludable después de la escuela o cuando lleguen a la casa después de sus actividades postescolares. Los niños no tienen mucho tiempo para comer el almuerzo. Aparte, si tienen la opción de almorzar o salir a jugar al aire libre, los niños van a elegir el juego. También es común que necesitan más comida justo después del día escolar incluso si comieron un buen almuerzo. Si su niño/a llega a la casa cerca de la hora de la merienda, considere ofrecerle algo ligero como zanahoria o manzana mientras espera la merienda.

En lugar de pensar que los niños entrarán directamente en el ritmo de la casa después de estar en la escuela todo el día…

Deles el espacio y el tiempo necesario para descomprimirse cuando llegan a la casa. Los niños hacen un gran esfuerzo en la escuela para seguir las reglas, practicar habilidades sociales nuevas, prestar atención a las lecciones, y generalmente comportarse lo mejor que puedan. ¡Esto puede ser muy cansador! Su niño/a puede parecer más malhumorado o cansado después de la escuela porque finalmente puede relajarse en un lugar donde se siente seguros(en su hogar). Según la personalidad y las necesidades de su niño/a, puede disfrutar algunos de los siguientes tipos de actividades:

  • Actividades enérgicas: Algunos niños necesitan gastar energía haciendo algo físico después de un día largo de sentarse tranquilos y seguir direcciones. Éstas pueden incluir actividades tales como: montar en bicicleta, brincar (trampolín o cuerda), baloncesto, actividades motoras gruesas de YouTube, o cantar y bailar con canciones con movimientos. Salir a la naturaleza también puede ser una buena manera de ayudar a los niños a descomprimirse después de un día largo en la escuela.
  • Actividades relajantes: Algunos niños pueden necesitar una transición suave a la casa después del día escolar. Considere actividades como: dibujar o pintar, leer libros, jugar con plastilina o Legos, u otras actividades que no tienen muchas reglas o direcciones. O podrían crear un rincón relajante con almohadas y actividades sensoriales para que los niños tengan un lugar para calmarse.
  • Actividades tranquilizadoras: Después de un día realmente difícil, los niños pueden tomar respiraciones profundas y controladas, practicar la relajación muscular progresiva, y pasar tiempo acurrucado con su madre, padre u otra persona querida.  Considere crear una caja de herramientas para enfrentar dificultades para que no tengan que inventar soluciones en el momento.

En lugar de preguntarles “¿cómo te fue en la escuela” y esperar una respuesta detallada…

Haga preguntas específicas como, “¿qué fue la cosa más graciosa que pasó hoy en la escuela?” o “¿qué jugaste hoy durante el recreo?” o “¿qué te hizo sonreír hoy en la escuela?” Las preguntas que empiezan con “cuál” son más fáciles de contestar y pueden ayudarle a iniciar una conversación. Intente algo como “¿Cuál te gustó más hoy: las matemáticas o la lectura?” Otra manera de conseguir que conversen los niños es al hacer comentarios antes de preguntar algo. Por ejemplo, “Mi maestro preferido era el de matemáticas porque siempre nos contaba chistes divertidos”.

En lugar de hacerles otra pregunta cuando todavía no hayan respondida a la primera…

Espere más tiempo de lo que crea necesario después de preguntar a su niño/a sobre su día escolar. Los niños requieren más tiempo para procesar las preguntas y pensar en cómo responder. Cuente mentalmente hasta 10 después de hacer una pregunta o un comentario.

Estos consejos pueden ayudar a su niño/a a tener una transición suave de la escuela a la casa y a usted a averiguar más sobre lo que está pasando en la escuela. Consulte nuestra entrada de blog para más ideas fantásticas sobre cómo establecer su rutina para el inicio escolar.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
Print
WhatsApp

Más contenido para explorar...

Actividades
Laura Ayala

5 razones para cocinar con sus hijos

Llevo mucho tiempo pensando en escribir un blog sobre la cocina con niños, pero algo me lo impide: Evito cocinar siempre que puedo 😊 Mis