Search
Close this search box.

Microactos de alegría para el bienestar

Hemos visto mucha información últimamente sobre los microactos de alegría y cómo pueden aumentar el sentimiento de bienestar. Los microactos son cosas pequeñas que cualquier persona puede hacer cuandoquiera y dondequiera. Incluyen cosas como fijarse en los sentimientos de gratitud, celebrar la alegría de otra persona, visitar a un vecino o pariente que no puede salir de la casa, hacer algo amable para otra persona, sea amigo o desconocido, meditar por un par de minutos, o ver el lado positivo de una situación desagradable.

Numerosos estudios han demostrado que la práctica de estos tipos de actos tiene un efecto positivo en el sentido de bienestar de la gente. Los primeros resultados del Proyecto GRAN ALEGRÍA lo corroboran. Después de una semana de practicar microactos de alegría diarias y reflexionar sobre ellos, las personas experimentan un aumento en el bienestar, más emociones positivas, mejores relaciones con los demás, e incluso un mejor sueño.

¡Tales actos pequeños pueden tener un impacto grande! Existen muchas cosas que están fuera de nuestro control, pero éste es un asunto que podemos tomar en nuestros manos y no cuesta absolutamente nada.

Entonces, de este momento en adelante, veamos cuántos de estos microactos podemos integrar en nuestras vidas diarias. Al fijarnos en ellos, podemos incluirles a los niños, enseñándoles sobre los beneficios de los microactos de alegría para su propio bienestar.

A continuación temenos algunas ideas para ustedes, pero también nos gustaría saber de qué maneras están fijándose en los pequeños momentos de alegría en sus propias vidas.

Microactos de alegría simples:

  • Acurrúquese con su mascota
  • Anime el desayuno de su hijo con una cara sonriente con pasas
  • Visitar a un vecino anciano
  • Salude a la gente a su alrededor con una cálida sonrisa
  • Fíjese en lo que le llena de asombro
  • Llame a alguien que no se siente bien para hacerle compañía
  • Esconda una notita en el lonche o la mochila de su hijo/a  
  • Considere los aspectos positivos de una situación difícil
  • Comparta con alguien algo que le hizo sonreír o reírse
  • Haga una lista de gratitud
  • Recoja algo para alguien cuando se le ha caído
  • Inicie el día (la reunión, la comida, etc.) con un chiste o un cuento chistoso
  • Cante
  • Abrace a un ser querido
  • Cualquier pequeña amabilidad

Puede que los humanos estemos predispuestos a centrarnos en lo negativo como estrategia evolutiva de supervivencia, pero qué bonito es que podamos adoptar una perspectiva más positiva con sólo practicar un microacto de alegría cada día. Mi apuesta es que no podrá detenerse con uno solo.

Asegúrese de consultar nuestro infográfico Cómo enseñar a los niños sobre los microactos de alegría.

¡Qué estén bien!

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
Print
WhatsApp

Más contenido para explorar...

Actividades
Laura Ayala

Las matemáticas a la vista: ¡Grafícalo!

Las actividades con gráficos entusiasman mucho a los niños y presentan una buena manera de practicar los conceptos matemáticos.  Al hacer gráficos los niños primero